Pasta Fresca

Print Friendly, PDF & Email
5 de 1 voto

Pasta Fresca

Para hacer unos 500 gr. de pasta casera:

  • 300 gr. de harina normal (la básica, no panificable ni de fuerza)
  • 3 huevos batidos (tamaño medio, unos 60 gr. por huevo)

Tamizar la harina. Amasar junto con los huevos y mezclar bien.

  • opcional: añadir 1 cucharada de aceite de oliva virgen

Envolver la masa en papel film transparente bien apretado. Guardar en nevera 1/2 ó 1 hora.

Nota: la masa no lleva sal. Se añadirá al agua de cocción.

Pasta Fresca 2

Cortar la masa en 4 ó 6 porciones. Trabajar con una porción mientras se guarda el resto de la masa en el papel film.

Pasar por el rodillo en la posición más ancha. Doblar en 4 partes y volver a pasar. Repetir el proceso 5 ó 6 veces.

Una vez cohesionada la masa empezar a reducirla de grosor, pasando la masa una vez por cada número.

Dejar secar la plancha unos 10 minutos. Pasarla entonces por los rodillos de corte.

Se puede enharinar un poco la masa y la máquina entre las pasadas de rodillo. Pero sin abusar.

Colgar la pasta cortada y dejarla secar mínimo 1 hora antes de cocerla. Se pueden usar unas cucharas de madera enganchadas en la puerta del horno.

Pasta Fresca 3

Ojo, esta pasta se cuece muy rápido, en 2 ó 3 minutos estará lista si es fina.

Opciones:

  • Para colorear la pasta: hojas de espinaca escaldadas en agua hirviendo unos segundos y trituradas con unas gotas del agua de cocción. Se añade a la masa pero debe sustituir a un peso equivalente de huevo.
  • También se puede colorear con pimentón o con pulpa de pimiento choricero.
  • Se puede sustituir algún huevo por sólo la yema pero manteniendo el mismo peso equivalente en huevo.

Se puede guardar en nevera pero se pone oscura y fea. Mejor comerla en el momento o congelarla en nidos.